ectropión


Inicio    Enfermedades oculares    Ectropión ocular: tipos y tratamiento



Enfermedades oculares


   23/04/2022


Ectropión ocular: tipos y tratamiento





El ectropión es una de las principales malposiciones palpebrales. Los párpados tienen la misión de proteger los ojos, cualquier alteración en su posición puede derivar en una mala protección ocular y por lo tanto en la aparición de molestias, lesiones y patologías. Si te estás preguntado cómo se produce y cómo lo podemos tratar, este post te interesa. 

 

¿Qué es el ectropión?

 

Ectropión es el término médico que se utiliza cuando el borde de uno de los párpados se gira en dirección opuesta a la superficie del ojo, y la parte interna del párpado queda expuesta hacia fuera, al contrario de lo que ocurre con el entropión. Se trata de una malposición palpebral muy común.

 

En el ectropión no se produce contacto con la superficie de la córnea, una parte de la conjuntiva del párpado queda descubierta, produciendo molestias y cierto trastorno estético.

 

Tipos de ectropión

 

Ectropión involutivo

 

Es el tipo de ectropión más común, a causa de la edad y la influencia de agentes externos como el consumo de tabaco, una mala alimentación o los rayos del sol, el tejido de los párpados comienza a perder tono, y se produce una hiperelasticidad en la piel, los músculos y los tendones.

 

Cuando los pacientes se frotan los párpados para aliviar el lagrimeo, la pérdida de tono se acentúa.

 

Ectropión cicatricial

 

Este se produce cuando el tejido cercano al párpado se retrae como consecuencia de una cicatriz causada por una quemadura, una lesión, una intervención quirúrgica o un traumatismo. 

 

Ectropión paralítico

 

Este tipo de ectropión se asocia a un espasmo o una parálisis facial que afecta al ojo.

 

Ectropión congénito

 

El ectropión congénito se presenta desde el nacimiento y puede estar asociado a la disminución de la apertura de los párpados. Se trata de un ectropión poco frecuente.

 

Causas del ectropión

 

Esta malposición de los párpados, suele estar asociada al envejecimiento de los tejidos, que se debilitan y pierden tensión. Cuando se produce por esta causa se habla de ectropión involutivo o senil. Sin embargo, existen otras causas que pueden provocar el ectropión:

 

  • Traumatismos.
  • Espasmo o parálisis facial.
  • Procesos de cicatrización.
  • Trastornos genéticos.
  • Tumores benignos o cancerosos.

 

Síntomas del ectropión

 

Normalmente al parpadear, los párpados distribuyen uniformemente las lágrimas en todo el ojo. Las lágrimas drenan a través de pequeñas aberturas de la parte interna de los párpados.

 

Cuando el paciente tiene ectropión, el párpado inferior se aleja del ojo y las lágrimas no drenan correctamente por los puntos.

 

Los síntomas que ésto produce pueden ser los siguientes:

 

  • Ojos llorosos (exceso de lágrimas): cuando las lágrimas no se drenan adecuadamente pueden acumularse cubriendo constantemente los párpados.
  • Exceso de sequedad: esta patología puede causar sensación de ojos secos, ásperos y arenosos.
  • Irritación: cuando las lágrimas se estancan o se produce sequedad ocular, puede aparecer irritación, enrojecimiento y ardor.
  • Sensibilidad a la luz: las lágrimas que se estancan en los ojos o la sequedad, pueden irritar la superficie corneal, provocando sensibilidad a la luz.

 

Diagnóstico del ectropión

 

Para diagnosticar el ectropión puede realizarse un examen ocular y un examen físico de rutina.

 

Durante el examen el médico puede tirar del párpado o pedirle al paciente que cierre los ojos fuertemente. El objetivo es evaluar el tono y la tensión de los músculos del párpado.
Si está causado por a una cicatriz, un tumor, o una cirugía anterior, el médico también analizará el tejido circundante.

 

Tratamiento del ectropión

 

Algunos tratamientos médicos como la lubricación del ojo, pueden aliviar los síntomas, pero el tratamiento definitivo es la cirugía.

 

La intervención quirúrgica se realiza con anestesia local y consiste en colocar los párpados en la posición correcta.

 

Existen diversas técnicas, en función de las particularidades de cada caso, se selecciona la más adecuada.

 

Prevención del ectropión

 

La mayoría de los casos no pueden prevenirse. Se pueden utilizar lágrimas artificiales o ungüentos para la prevención de las lesiones en la córnea que pueden aparecer como consecuencia de esta patología.

 

En pacientes con laxitud palpebral causada por la edad, evitar realizar tracciones continuas sobre el párpado inferior en sentido vertical, puede hacer que el proceso sea más lento.

 

El ectropión mecánico puede evitarse realizando una extirpación de forma precoz de las lesiones en los párpados que aparezcan a nivel de la piel.

 

El ectropión cicatricial puede prevenirse evitando hacer resecciones muy amplias en el párpado inferior, así como en el pómulo, para que no se produzca tracción sobre el párpado.

 

Tal como hemos indicado, ésta es una patología muy frecuente, pero es necesario que un especialista en oftalmología realice las pruebas necesarias para determinar el origen del problema, realizar un diagnóstico certero, y determinar el tratamiento óptimo para aliviar los síntomas y para dar una solución definitiva al problema.

 

Artículo elaborado por Más que Médicos

 



¿Te ha parecido interesante esta entrada? ¡Puntúala!

     

  (Votos: 1 - Promedio: 5.0)



entropión  párpados  blefaritis  



Suscríbete a la Newsletter


¿Quieres conocer lo último en las técnicas más avanzadas y consejos para el cuidado de tus ojos?


Información RGPD




Adiós gafas y lentillas