Podcast Oftalvist Risto Mejide X
mujer con neuralgia occipital


Inicio    Enfermedades oculares    Neuralgia occipital o de Arnold ¿Qué es y cómo se trata?



Enfermedades oculares


   20/10/2023


Neuralgia occipital o de Arnold ¿Qué es y cómo se trata?



La neuralgia occipital o neuralgia de Arnold ocasiona un dolor agudo que se siente como una descarga o pinchazo. A menudo suele confundirse con una migraña o cefalea pero son dolencias diferentes. Mientras que estas últimas son un dolor de cabeza, una neuralgia es más bien un dolor nervioso. A continuación explicamos en qué consiste este problema de salud. 

 

¿Qué es una neuralgia occipital o de Arnold?

 

¿Alguna vez te ha pasado que te duele mucho la cabeza pero no es un dolor de cefalea normal? La neuralgia occipital o de Arnold es una inflamación que cursa con un fuerte dolor , de tipo punzada o calambre en la región occipital hasta la parte más alta de la cabeza, exactamente en una zona inervada por los nervios occipitales mayor y menor. 

 

Por tanto, es un dolor que puede producir mareos, naúseas, congestión nasal y hasta problemas visuales. Estas molestias durante un episodio por neuralgia ocular pueden durar unos minutos y a veces, incluso algunos días.

 

Hay estudios que sugieren que 3,2 de cada 100.000 personas se ven afectadas por una neuralgia occipital y la evidencia científica indica que afecta más a mujeres que a hombres. 

 

¿Causas más frecuentes y síntomas? 

 

Una neuralgia occipital ocurre cuando uno o ambos nervios occipitales se inflaman o se lesionan. Dos de los nervios occipitales, ubicados a ambos lados de la cabeza, son los responsables de trasmitir sensaciones de la cabeza al cerebro. Si estos se dañan el dolor puede extenderse hacia arriba, provocando dolor en un lado o ambos de la cabeza, hacia adelante, como en la frente o incluso detrás de la oreja o el ojo. 

 

 

Esto puede ocurrir en estas circunstancias: 

 

  • Lesiones en la zona del cuello: por ejemplo tras una latigazo cervical tras un accidente de coche.
  • Tensión muscular en el cuello o parte posterior de la cabeza. 
  • Lesiones en la espalda: por ejemplo a causa de una espondilosis anquilosante o artritis en la columna vertebral. 
  • Compresión de la médula espinal. 
  • Esclerosis múltiple. 
  • Gota. 
  • Diabetes. 
  • Tumores o quistes que presionan el nervio occipital. 

 

 

 

Como consecuencia se puede ver comprometida la calidad de vida de una persona cursando con algunos de estos síntomas: 

 

  • Dolores en la parte posterior de la cabeza que pueden irradiarse hasta los ojos. 
  • Sensibilidad lumínica y sonora. 
  • Dolor durante la movilidad de la cabeza y el cuello. 
  • Sensación de presión en la cabeza en las zonas inervadas. 
  • Sensación de aturdimiento o mareo. 

 

Síntomas en la visión

 

El paciente puede padecer fotofobia y sensación de pinchazos detrás del ojo que cursa con molestia ocular. Además, puede experimentar visión borrosa y síntomas similares a las migrañas con aura que se caracterizan por visión de luces intermitentes y puntos ciegos. 

 

¿Cómo se diagnostica una neuralgia occipital?

 

Para evitar confundir una neuralgia occipital o de Arnold con una simple cefalea es preciso acudir a un médico una vez este dolor empieza a ser frecuente e insistente. 

 

Una vez en consulta, el especialista puede sospechar que efectivamente se trata de una neuralgia occipital presionando algunos puntos de la cabeza donde confluyen los nervios afectados, ocasionando de este modo la punzada y dolor que afirma sentir el paciente. 

 

Para mayor confirmación del diagnóstico también se pueden solicitar pruebas complementarias como una radiografía de la columna cervical o una resonancia magnética (TAC), con el fin a su vez, de descartar otros problemas como la presencia de un tumor, o algún proceso infeccioso de la columna, etc. 

 

 

Tratamientos actuales

 

El tratamiento de una neuralgia occipital o de Arnold puede ser un conjunto de varias recomendaciones por parte del especialista. 

 

Desde la administración de antiinflamatorios y relajantes musculares, en combinación con aplicación de calor (ya sea húmedo o seco) con masajes de fisioterapia que ayuden a la desaparición de sus síntomas. Hasta incluso otro tipo de fármacos orientados al dolor neuropático, siempre bajo la prescripción de un médico. 

 

En algunos casos también se ha relacionado la inyección de toxina botulínica o la radiofrecuencia pulsada para bloquear esta señal dolorosa. 

 

No dudes en consulta con nuestros especialistas oftalmólogos antes cualquier molestia ocular. 

 



¿Te ha parecido interesante esta entrada? ¡Puntúala!

     

  (Votos: 12 - Promedio: 4.5)

Ya has votado este artículo con una valoración de 5 estrellas



Dolor de cabeza  Salud visual  Alimentación saludable  



Elige ver la diferencia ¡Conócenos!




Suscríbete a la Newsletter


¿Quieres conocer lo último en las técnicas más avanzadas y consejos para el cuidado de tus ojos?


Información RGPD




Adiós gafas y lentillas